Virbac Spain

Bebés y animales, ¿Cómo preparar su encuentro?

Puntuación 5 (3 Votos)

La llegada de un bebé siempre es motivo de alegría, una nueva vida viene al mundo a hacer nuestros días más felices. Si en el hogar ya viven animales, esa felicidad seguro que la viviremos multiplicada, ya que no hay momentos más bonitos que los que comparten niños y animales… esa complicidad, los ratos de juegos, la hora de la siesta juntos…

Aún así, es importante que desde el primer momento que sabemos que va a llegar un bebé, preparemos a nuestro perro o gato para su llegada, y sobre todo, no descuidemos nuestra relación con él. 

Hazle partícipe de los cambios 

Para tener todo listo cuando llegue el bebé, durante los meses de embarazo hay que ir preparando su habitación, adaptando zonas de la casa que podrían resultar peligrosas, etc. Durante todo este proceso, nuestro perro o gato tiene que ser partícipe: déjale que entre a la que será la habitación del bebé, que sepa lo que hay tras esa puerta. En ocasiones, se le niega a los animales conocer estos cambios, y ellos se muestran nerviosos, incluso con ansiedad por saber que algo está pasando pero no saben qué es.  Por eso, lo mejor es que actuemos con normalidadnaturalidad, y que nuestro mejor amigo pueda ir acostumbrándose a lo nuevo al igual que nosotros. bebe_durmiendo_perro.png                                                                                                                                                     

Ve adaptando las nuevas rutinas 

No se puede negar que la llegada de un bebé no sea un poco caótica y de locura, ¿verdad? Hay que estar siempre pendiente de él, es necesario dedicarle mucho tiempocompaginarlo con el resto de tareas diarias, y hasta que seamos capaces de adaptarnos a las nuevas circunstancias puede ser todo bastante diferente. Por eso, desde varios meses antes de que llegue el bebé, es recomendable ir adaptando las rutinas actuales a las que serán cuando el nuevo miembro de la familia llegue. Con esto nos referimos a los nuevos horarios de paseo, el nuevo tiempo de salir al parque, quizás incluso haya que cambiar horarios de comida, etc. Si vamos pensando en esos cambios, y los vamos ejecutando de manera paulatina, nuestro perro ya estará adaptado a ellos cuando llegue el momento. 

 

Muéstrale los accesorios del bebé 

Sonajeros, pañales, colonia de bebé, juguetes, cunita, etc… todo estos objetos aparecen de repente en casa de la noche a la mañana. Enseñárselos a nuestro perro y dejarle que los huela, incluso ofrecerle alguno de sus premios favoritos a la vez que curiosea entre los accesorios del bebé, será positivo para él, y de nuevo les estaremos ayudando a asimilar los cambios. Una vez haya nacido el bebé, algunos de estos objetos irán oliendo a él, así que antes de que abandone el hospital y llegue a casa, podemos adelantarnos y dejar que nuestro perro o gato huela una mantita usada, por ejemplo. Si estamos al lado de nuestro perro o gato durante el embarazo y posterior llegada del bebé al hogar, facilitaremos su adaptación al nuevo miembro de la familia, y podremos presumir de familia unida y feliz. Igualmente, podemos ayudar a que nuestros animales estén más tranquilos gracias a productos como Anxitane o Zenifel, que favorecen el estado de calma de una manera natural y sencilla. 

 

¿Nos cuentas tu experiencia al ampliar la familia? 

 

Clasificar: 5 4 3 2 1