Virbac Spain

En los meses más fríos, ¡protege a tu mejor amigo!

Puntuación 5 (6 Votos)

En invierno, hay días en los que salir a la calle es un verdadero desafío: frío, lluvia, viento,... De la misma manera que nosotros nos protegemos para la época menos “amable” del año, nuestros perros también lo necesitan.

¿Quieres que te demos algunos consejos que te vendrán genial durante el invierno? 

¡Protección frente a las inclemencias del tiempo!

Los cambios de temperatura son constantes durante el invierno, lo que puede favorecer que nuestro perro coja algún que otro resfriado, así que debemos intentar que esos choques térmicos sean lo más suaves posibles. Es mejor evitar las horas más frías del día, y aprovechar las horas de sol para dar los paseos más largos, ¡aunque sea invierno, no hay que olvidarnos de mantener una vida activa!

Algunos perros son más sensibles a las bajas temperaturas, como las razas pequeñas, así que puede ser una buena idea protegerlos con chubasqueros y abrigos.

En caso de que nuestro perro llegue a casa mojado por la lluvia, es recomendable secarle con una toalla y secador (si lo tolera a una distancia prudencial), prestando especial atención a las zonas de pliegues como las almohadillas, para que el exceso de humedad no propicie el crecimiento de hongos y bacterias que puedan provocarle lesiones en la piel.

 

¡No olvides el chequeo veterinario!

Si nuestro perro está en una buena condición física, y su estado de salud general es bueno, tendrá menos posibilidades de resfriarse durante los meses más fríos. Llegar a la época de frío con la desparasitación y vacunación al día es un extra para la lucha contra virus y bacterias.

Si nuestro perro es mayor, cachorro o tiene algún problema de salud, tendremos que prestar especial atención a su salud, ya que su sistema inmune no es tan fuerte como el de los perros adultos y sanos, así que ¡no dudes en preguntar a tu veterinario de confianza para que resuelva tus dudas!

 

¡Una buena alimentación!

Siempre debemos proporcionar a nuestro perro una alimentación de calidad adaptada a sus características de especie, pero en invierno es aún más importante debido al aumento de la demanda energética del organismo

Alimentarlo adecuadamente siguiendo una dieta basada en la proteína con ingredientes de calidad, será un punto fundamental para fomentar la salud de nuestro animal y hacer que sus defensas estén siempre preparadas para luchar contra posibles agentes externos.

 

Como ves, debemos tener en cuenta varios puntos fundamentales para mantener la salud de nuestro perro durante los meses de Invierno… y tú, ¿cambias alguna rutina con la llegada del frío?

Clasificar: 5 4 3 2 1