Virbac Spain

Necesidades alimentarias de los perros con dermatitis

¿Tu perro tiene dermatitis atópica?

Empecemos por lo básico, ¿qué es la dermatitis atópica? La dermatitis atópica es una enfermedad cutánea inflamatoria y pruriginosa condicionada genéticamente, es crónica y muy frecuente en la población canina.

La modificación de la dieta en aquellos animales que padecen alergias o intolerancias alimentarias será clave para darle una mejor vida, ya que esta enfermedad puede ser extremadamente molesta para nuestro compañero. No lo obvies, te aseguramos que le evitarás un gran sufrimiento: rascado constante, lamido compulsivo, irritación, dolor, mal olor…

La nutrición juega un factor clave en el cuidado de la piel de nuestros perros, ya que ciertos nutrientes pueden ser el punto de inflexión para una mejora considerable de los síntomas.

Una alimentación específica para tratar la dermatitis atópica generará diversos beneficios que, sin duda, harán más feliz a tu perro, como:

  • Reducción de la irritación en las áreas afectadas.

  • Mejora de la calidad y el aspecto del pelaje.

  • Incrementará la protección frente a infecciones y la penetración de alérgenos.

  • Reducción de la inflamación intestinal que se suele dar en estos casos.

  • Descenso del mal olor originado por la dermatitis.

 

Otro factor que debemos tener en cuenta a la hora de escoger la nutrición de nuestro perro, es que contenga un gran aporte de ácidos grasos omega-3, componentes naturales de los aceites y las grasas, que son muy beneficiosos para la protección de la piel de nuestros animales.

Así mismo, debemos prestar especial atención al porcentaje de proteínas de calidad (evita los piensos con subproductos de origen animal) que tiene la alimentación de nuestro can. Los especialistas recomiendan un mínimo de un 25 - 30% de proteínas para los perros y un 30-45% para los felinos.

 

"Las proteínas representan aproximadamente el 95 % de la estructura del pelo en gatos y perros."

 

La calidad de la proteína ingerida puede afectar incluso al color y dureza del pelaje, por lo que además tiene que ser proteína fácilmente digerible y con aporte de aminoácidos, y, sobre todo, la dieta debe ser baja en hidratos de carbono.

Y por último, aunque no menos importante, debe ser una alimentación exenta del mayor número de alérgenos posibles, como maíz, trigo, gluten, soja, vacuno, huevo, pescado o lácteos.

Así que si tu perro tiene dermatitis atópica, cuando vayas a comprar la alimentación de tu compañero, primero y ante todo, déjate asesorar por tu veterinario. Y por otro lado, no te olvides de mirar el porcentaje de proteína, que los primeros ingredientes sean “cordero, pollo, salmón…”, que tenga pocos hidratos de carbono y alérgenos, y, como no, que sea una dieta específica para tratar este tipo de afección. Te aseguramos que tu perro te lo agradecerá para siempre.