Virbac Spain

Factores a tener en cuenta en la alimentación de un animal senior

Puntuación 5 (2 Votos)

Conocer a nuestros animales desde que son unos cachorritos e irles viendo crecer y descubrir el mundo junto a nosotros es maravilloso. En cada etapa de su vida debemos ir adaptando sus cuidados a sus necesidades, y cuando llegan a su etapa senior ¡no puede ser menos!.

Perros y gatos son nuestros grandes compañeros. Siempre están a nuestro lado, cuidándonos y queriéndonos tal y como somos. A cambio, nosotros también les regalamos nuestro amor y todos los cuidados necesarios durante toda su vida.  

Es probable que en nuestro día a día no seamos conscientes de que el tiempo va pasando para todos, pero lo hace, y también para nuestros animales. Por ello, debemos prestar más atención a su alimentación, salud, cambios de comportamiento, etc. Aunque no sea muy evidente en el exterior, en cada célula de nuestro mejor amigo los procesos oxidativos responsables del envejecimiento se intensifican y debemos proteger sus funciones vitales con una alimentación adecuada para esta nueva etapa de su vida. 

¿Cuándo se considera que un animal es senior? 

Los perros son una especie con muchísima variabilidad, de ahí que el metabolismo y envejecimiento no sea igual en unas razas que en otras. Los perros de raza grande envejecen más rápidamente que los de raza pequeña, de tal manera que el comienzo de la etapa senior varía desde los 6 años en perros grandes y gigantes, hasta los 12 años en perros miniatura. En general, los perros de edad avanzada ven disminuida su actividad, lo que causa una predisposición a la pérdida de músculo y anquilosis de las articulaciones, así como a la obesidad. En gatos en cambio, hablamos de etapa senior a partir de los 10 años. Los gatos de edad avanzada suelen tener un apetito disminuido, y están predispuestos a la pérdida de peso y pérdida de músculo. 

¿Qué características tiene la alimentación senior? 

Los animales de edad avanzada generalmente necesitan dietas bajas en calorías para prevenir la obesidad, ya que su metabolismo se vuelve más lento, y dietas ricas en fibra para mejorar la salud gastrointestinal. Para ayudar al control del peso corporal y mantener la masa muscular, es fundamental un alimento rico en proteínas de origen animal de alta calidad. 

Los animales mayores suelen tener problemas óseos y de articulaciones, así como dermatológicos, de ahí que en la formulación de alimentos senior no pueda faltar un buen equilibrio entre los ácidos grasos omega 3 y 6, y condroprotectores como el condroitín sulfato. 

En cuanto a la función renal, niveles reducidos de fósforo ayudan a mantener la función renal al evitar los efectos perjudiciales del fósforo sobre el riñón. Y cómo no, es importante la adición de antioxidantes para limitar el estrés oxidativo celular y fortalecer la función inmunitaria. 

Por último, no podemos olvidar que los animales mayores pueden ver disminuido su apetito, incluso pueden perder parte del sentido del olfato, por eso, su alimentación debe ser lo más palatable posible, de tal manera que fomente su ingesta. 

Si tu mejor amigo ya está en su etapa senior, recuerda ofrecerle una alimentación de calidad, adaptada a sus necesidades actuales. 

Clasificar: 5 4 3 2 1