Virbac Spain

Las proteínas, ¿son en realidad peligrosas para el riñón?

Puntuación 5 (1 Votos)

Seguramente tú también hayas escuchado hablar de lo peligrosas que son las proteínas para el riñón de perros y gatos, pero debes saber que éste es uno de los mitos más extendidos acerca de la alimentación de nuestros animales.

Este miedo infundado a las proteínas proviene de un estudio experimental que se realizó con ratas, cuyos resultados se extrapolaron a perros y gatos, cuando estamos hablando de diferentes especies que no comparten hábitos de alimentación. De hecho, no existen estudios que demuestren efectos adversos de las proteínas en perros y gatos sanos, sino todo lo contrario: los beneficios de una dieta rica en proteínas en animales de edad avanzada.

Beneficios de las proteínas para animales de edad avanzada

Los animales mayores pierden masa muscular, por lo que una dieta con suficiente proteína es muy importante para su salud. De esta manera, si mantenemos la composición corporal ideal con un nivel elevado de masa corporal magra, contribuirá a asegurar que nuestros compañeros mantengan un nivel elevado de actividad e interacciones con su entorno y sus propietarios, contribuyendo en general a una mejor calidad de vida.

Animales con enfermedad renal crónica

El ajuste de los niveles de proteínas solo es necesario en las etapas avanzadas de la enfermedad y, más que la ingesta de proteínas, lo que debe restringirse es la ingesta de fósforo, ya que, si algún componente de la dieta tiene un efecto adverso sobre los riñones y la función renal, es este mineral. El papel jugado por el fósforo en la disfunción renal en perros y gatos se conoce desde hace varios años, y la restricción dietética de fósforo ha demostrado frenar la progresión de la enfermedad.

En estados muy avanzados puede haber signos de síndrome urémico evidentes, causados por la acumulación de productos de desecho del catabolismo de las proteínas (toxinas urémicas, amoniaco, etc.), y en estos casos sí podemos limitar un poco las proteínas con el fin de reducir los signos asociados, aunque la función renal permanezca básicamente invariable.

Al ajustar la cantidad de proteína de la dieta, debemos estar atentos para no producir una malnutrición proteica y, en caso de que aparecieran síntomas asociados, se debe incrementar gradualmente el nivel de proteínas de la dieta hasta corregir las anomalías.

Nuestros compañeros perrunos y felinos son carnívoros, por lo que la proteína es fundamental para que disfruten de una buena salud. Debemos fijarnos en la calidad de las proteínas que ingieren más que en la cantidad, y alimentarles en base a su especie y necesidades específicas.

Clasificar: 5 4 3 2 1