Virbac Spain

¿Conocéis los seguros para caballos?

Puntuación 4 (4 Votos)

Todos conocemos algún caso cercano o incluso lo hemos vivido en primera persona, de algún caballo que se ha visto involucrado en un accidente y ha causado daños con el consiguiente perjuicio a terceras personas. En estos casos, si el propietario no dispone de una cobertura de responsabilidad civil adecuada y provoca algún daño de este tipo, puede suponer un desembolso económico para él, en ocasiones de cantidades importantes.

El Código Civil, en su artículo 1905 indica textualmente: “El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. Sólo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido". 

Por eso los seguros para caballos son una garantía recomendable para aquellos propietarios que no quieran sufrir una pérdida económica importante en caso de que su animal cause daños materiales o personales a terceras personas, entre otros supuestos posibles (daños a instalaciones o vehículos).

Pero hoy en día, el mercado del seguro ha evolucionado mucho y ofrece un abanico de coberturas muy amplio y que va más allá de la Responsabilidad Civil; con diferentes tipos de pólizas destinadas a su protección teniendo en cuenta tanto las necesidades del dueño como las del animal, por lo que, si se conocen los diferentes seguros para caballos, será más fácil adquirir las garantías más adecuadas en cada caso.

Así nos encontramos con coberturas tales como:

Responsabilidad civil: En este caso la compañía se hace cargo de la cantidad exigida al propietario por daños, tanto materiales como personales, que cause el animal a terceras personas. Esta cobertura permite asegurar sumas de hasta 600.000€ y superiores.

Asistencia veterinaria: donde se incluye la hospitalización del animal y cirugía en caso necesario por cólicos, fracturas graves o infecciones, entre otras.

Perdida de uso por enfermedad

Perdida de uso por accidente

Robo, hurto o pérdida: donde se garantiza una indemnización al propietario, establecida previamente sobre la suma asegurada.

Indemnización por Muerte del animal, por enfermedad o accidente en determinados supuestos.

Sacrificio humanitario en caso necesario

Retirada del cadáver

Necropsia

Infertilidad

Aborto y parto distócico en el caso de las yeguas

Potro primer año de vida

 

Requisitos para contratar un seguro para caballos

Se puede asegurar todo tipo de caballos, aunque será imprescindible que estén identificados a través de un microchip y con su documentación en regla; y generalmente siempre que se contrate una cobertura más allá de la de responsabilidad civil, pasar una inspección previa por parte de un veterinario para comprobar el estado del animal y confirmar su aptitud para ser asegurado. En unos casos, el veterinario es enviado por la aseguradora, cuyo coste asume la compañía; en otros, es el propietario o tomador del seguro el encargado de contratar los servicios de un veterinario para cumplimentar la documentación que cada aseguradora solicite.

Para conocer el coste final de una póliza es fundamental especificar las características del caballo y las coberturas a contratar. Entre estas características están la edad, uso al que se destina (paseo, deportivo, semental, reproductor…) y el valor actual del caballo en el mercado en el momento de asegurarlo.

El valor suele ser un motivo de conflicto entre propietarios y aseguradoras porque los primeros suelen incrementar el precio de mercado con el valor sentimental que tienen hacia su caballo y esta circunstancia hace que sobreestimen el precio real del animal. Como es lógico, el precio de la póliza dependerá del valor que se asigne al animal, existiendo amplias diferencias entre unos casos y otros. Así mismo, cada cobertura supone un incremento sobre el precio de la póliza, pero las aseguradoras muchas veces ofrecen paquetes que incluyen determinadas coberturas en función del cliente al que van destinadas, haciendo de este modo más interesante el producto.

Es importante saber que muchos seguros pueden incluir una serie de franquicias, o una cantidad de dinero mínima obligatoria, que el propietario del animal deberá abonar en caso de siniestro y a partir de la cual la aseguradora cubre hasta el total de la cuantía a indemnizar.

En mi experiencia como veterinario clínico equino, colaborador de diferentes aseguradoras y además jinete y usuario de estos animales, os recomiendo que os toméis un tiempo en valorar la posibilidad de asegurar vuestros animales y consultar las diferentes pólizas para poder beneficiaros de las mejores condiciones.  Estoy seguro de que muchos os sorprenderéis de las coberturas que podéis disfrutar y probablemente a un precio muy inferior del que imagináis.

Sobre el autor

Pedro Chimeno

Clasificar: 5 4 3 2 1