Virbac Spain

Estrongilosis. Una enfermedad parasitaria

Conoce más a fondo esta patología que puede afectar a nuestros caballos

Puntuación 4,5 (2 Votos)

La estrongilosis es una enfermedad parasitaria padecida por nuestros caballos cuando estos albergan una carga de parásitos suficiente para desarrollar alteraciones de su salud.

Vamos a conocer un poco más de estos parásitos, que pueden afectar seriamente la salud de nuestros caballos incluso poner en riesgo su vida.

Los estróngilos son nematodos, es decir parásitos con forma de gusano redondo sin segmentar y se clasifican por su tamaño y por su ciclo biológico en dos grandes grupos:

  • Grandes estróngilos (subfamilia Strongylinae). Alcanzan en estado adulto un tamaño superior a 1,5 cm
  • Pequeños estróngilos (subfamilia Cyathostominae). Los adultos no superan el 1,5 cm 

Grandes estróngilos

Hemos indicado que pertenecen, taxonómicamente hablando, a la subfamilia Strongylinae y dentro de esta familia vamos a centrarnos por su implicación clínica en el género Strongylus, más concretamente en S. vulgaris, S. edentatus y S. equinus. 

No os asustéis de la nomenclatura utilizada porque el objetivo de este artículo es que seáis conscientes de lo que estos intrusos son capaces de hacer en el interior de los caballos.

Como decíamos, estos grandes estróngilos tienen dos fases en su vida, una endógena, dentro del caballo y otra exógena, es decir en el medio ambiente que rodea al animal. 

Además, sus ciclos biológicos pasan por distintas fases larvarias, hasta cinco fases diferentes, para lograr convertirse en parásitos adultos y con capacidad de poder eliminar huevos y de este modo diseminarse en el terreno y propagarse a otros caballos.

Los adultos de estas tres especies parásitas se localizan en el intestino grueso de los equinos. Allí se fijan a la mucosa intestinal de su hospedador y se alimentan de la sangre de éste. Una vez alcanzan la madurez, las hembras liberan huevos que salen al exterior acompañando a las heces.

Una vez en el exterior estos huevos, cuando las condiciones son adecuadas, eclosionan y se convierten en una larva (L1) que sucesivamente y en un proceso que dura 6-8 días aproximadamente, muda a larva 2 (L2) y a continuación a larva 3 (L3).  Esta fase larvaria es muy importante porque es la que infecta otros caballos. Además, es un estadio que está adaptado a soportar temperaturas extremas, que abandona las heces y se localiza en la hierba.  La cual, posteriormente, ingerirán los caballos y de este modo se habrán parasitado.

Con la ingestión de L3, comienza la fase endógena del parásito que habrá de realizar dos mudas más, hasta convertirse en L5 que ya se habrá instalado en el intestino grueso de los equinos; posteriormente L5 dará lugar a los nuevos individuos adultos. Y aquí comenzaría el nuevo ciclo para infectar de nuevo a más caballos.

reencuentro_caballo.png

La principal diferencia entre estas tres especies de estróngilos, (S. vulgaris, S. edentatus y S. equinus) radica en las diferentes vías que siguen, hasta localizarse definitivamente como adultos en el intestino grueso, desde que el caballo ingiere la larva L3 junto con la hierba.

En el caso de S. vulgaris, una vez ingerida L3, ésta atraviesa la mucosa intestinal y asciende hasta alcanzar la arteria mesentérica craneal, que es la que provee riego sanguíneo fundamental al intestino. Provocando arteritis y trombos. Esta circunstancia puede causar cólicos con resultado fatal.

En cambio S. edentatus una vez dentro del caballo, atraviesa la pared del intestino y migra hacia el hígado, donde forma nódulos hepáticos y allí se transforma en L4, que prefiere para instalarse el peritoneo. Aquí permanecerá hasta madurar a L5.

Los individuos de S. equinus, al igual que las otras dos especies, una vez en el interior del aparato digestivo del caballo, cruzan la pared intestinal, pero en este caso prefieren no continuar y alojarse allí unos días, donde formarán numerosos nódulos, hasta madurar a L4 y en esta forma larvaria, migrar al páncreas del equino donde se transformará en L5.

 En los tres casos, independientemente de donde estén alojadas las fases larvarias L5, retornan al intestino grueso y allí, ya como individuos adultos, las hembras comenzarán a liberar huevos que envueltos en las heces lograrán alcanzar el exterior. ¡¡¡¡Y vuelta a empezar!!!!

estróngilos.PNG

Grandes estróngilos y pequeños estróngilos en el intestino

 

Pequeños estróngilos

Pertenecientes a la subfamilia Cyathostominae, a diferencia de lo que ocurre con las especies descritas como grandes estróngilos, estos tienen 4 fases larvarias (L1-L4) y el estado adulto.  En este caso también la larva 3 (L3) es la que ingiere el caballo al comer hierba, pero una vez que llega al intestino grueso se enquista en su mucosa y no migra a través de ninguna otra víscera. Allí permanece enquistada y madurando a L4 hasta que los quistes eclosionan y liberan los adultos.

 

aneurismas.PNG

Aneurismas causados por larvas L5 de S. vulgaris

Síntomas estrongilosis

La estrongilosis, en general, se caracteriza por signos muy inespecíficos como pérdida de peso, retraso en el crecimiento, pelaje áspero y bajo rendimiento.

Las larvas de S. vulgaris están asociadas a la aparición de cólico por su localización en la arteria mesentérica. Y en el caso de la subfamilia Cyathostominae se puede producir el síndrome de ciatostominosis larvaria, causada por una liberación masiva de las larvas enquistadas. Este hecho está caracterizado por la aparición brusca de diarrea, rápida pérdida de peso y marcada hipoproteinemia.

Más sobre caballos

Sobre el autor

Pedro Chimeno

Clasificar: 5 4 3 2 1